¿Has oído hablar del método curly? Es una de las últimas tendencias entre aquellas que tienen el pelo rizado, ondulado e, incluso, ¡las que no poseen ni una cosa ni la otra! ¿Estás harta de luchar cada día contra tu cabello? Pues presta atención a lo que vamos a decirte sobre esta técnica revolucionaria que hará que tu melena luzca preciosa y natural cada día.

¿Qué es?

Es una innovadora rutina capilar que favorece el cuidado de cabellos rizados, ondulados y mixtos. Fue creada por la estilista neoyorquina Lorraine Massey, quien estaba cansada de tener constantes problemas para lucir un pelo tan bonito y nutrido como las chicas con melena lisa. ¿Te sientes identificada?

Massey se percató de las abundantes cantidades de sulfatos y siliconas presentes en todos los productos dedicados al cuidado capilar. Ambos componentes son nefastos para los cabellos rizados, ondulados y mixtos, ya que los resecan y, además, hacen peso y aplastan su definición natural. ¿Cuántas luchas has debido mantener en tu mourning routine contra el frizz y el apelmazamiento?

El principal objetivo de este método es eliminar esos componentes de tu cotidianidad para lograr una mejor hidratación, nutrición y definición.

De sulfatos y siliconas

Cualquier estilista en León te aconsejaría que los conocieses en profundidad, pues sus funciones son muy diferentes y afectan de manera diversa a tu pelo:

  • Sulfatos: son agentes detergentes tensoactivos que sirven para crear espuma y retirar la suciedad del cabello y la piel del cuero cabelludo. Existen diferentes tipos más o menos agresivos, y aquellos que son muy potentes perjudican seriamente la salud de tu melena, ya que la reseca al retirar sus aceites naturales.
  • Siliconas: son polímeros artificiales con propiedades hidrofóbicas, los cuales crean una capa protectora sobre cada filamento capilar. Sin embargo, aunque protegen también hacen que tu pelo se apelmace, especialmente si es fino.

Pasos

Si te has decidido a empezar este método, es muy importante que tengas en cuenta que tardarás algún tiempo en ver los resultados definitivos. Según Massey alrededor de unas 3 semanas. ¡El cambio merecerá la pena!

Lo esencial de este proceso es el co-wash, es decir, deberás dejar de emplear productos al uso y utilizar solo acondicionador. Así, evitarás que los ingredientes anteriormente mencionados sigan torturando tu melena. Para llevar a cabo la transición, es necesario que realices el llamado «último lavado», es decir, que la laves únicamente con un champú con sulfatos, pero sin siliconas, durante unas 2 semanas para eliminar residuos acumulados.

A partir de entonces deberás usar solo acondicionadores adecuados para esta técnica que podrás encontrar en nuestra  peluquería en León. No obstante, hay quienes recomiendan emplear champús Low Poo bajo en sulfatos algunos días para lavados en profundidad. Asimismo, deberás decirle adiós a cualquier fuente de calor.

¿Lista para darle a tu cabello una nueva vida con el método curly?

Te recordamos que en Coquette Estilistas este mes…es curly!! Infórmate de nuestras promociones.